Descubre Barreiros

Barreiros se encuentra situado en la costa septentrional gallega, dentro de la comarca de la Mariña Oriental en la provincia de Lugo.

El territorio que abarca –72 kilómetros cuadrados– presenta dos unidades bien diferenciadas: en el norte, una llanura paralela a la línea de costa situada entre la desembocadura del río Masma y la playa de las Catedrales, que ofrece ocho kilómetros de bellas playas.

En el interior, el relieve se levanta al aproximarnos a las estribaciones de las sierras que cierran por el norte la meseta lucense, alcanzándose las mayores altitudes en Penalonga, por encima de los 500 metros sobre el nivel del mar.

Una buena parte del municipio está cubierta de pinos y eucaliptos, aunque existen pequeñas masas forestales autóctonas de gran interés.

El turismo es, junto a la agricultura y la ganadería, las bases económicas del concello. Naturaleza, historia, cultura y la cordialidad de los barreirenses son las patas sobre las que se asienta un gran potencial turístico que todavía está por explotar. Las numerosas rutas de senderismo con que cuenta son la mejor manera de descubrir toda esta riqueza.

Barreiros uno de los Municipios de Galicia que más Banderas Azules tiene, las cuales les nombramos a continuación:

Playa de Arealonga, Playa da Pasada, Playa de Lóngara, Playa de Fontela, Playa de Valea, Playa de Coto, Playa de Remior, Playa de San Bartolo y Playa de Altar.

Ruta do Santo Estevo do Ermo

Santo Estevo do Ermo es uno de esos rincones llenos de magia que tiene Galicia. Hay una capilla conocida durante siglos como la iglesia de Augas Santas, una hermosa cascada, una preciosa fraga de árboles autóctonos, dos fuentes milagrosas que curan, una las dolencias físicas, y la otra las manchas de la piel.

En cuanto nos separamos de la costa ganamos altura lo que nos da la oportunidad de descubrir Barreiros desde “el aire”. A la izquierda, un crucero levantado en recuerdo de la capilla do Bo Suceso, destruida en 1984.

Los restos de un monasterio mencionado en el primer documento escrito que se conoce en la península y las huellas que dejó el caballo del Apóstol Santiago al cruzar el valle de un salto cuando era perseguido por los moros. ¿¡Se puede pedir más!?

Todo forma parte de una sencilla ruta circular que tiene su principio y fin en San Cosme de Barreiros y que puede hacerse tanto a pie como en bicicleta.

Camino Natural Ruta del Cantábrico

Este itinerario, que recorre la franja costera a lo largo de más 150 kilómetros desde Ribadeo hasta Ortigueira, entra en en el municipio de Barreiros poco después de dejar atrás la archiconocida playa de Las Catedrales, en el vecino municipio de Ribadeo.

A lo largo de más de ocho kilómetros, el Camino Natural discurre sin ninguna dificultad en paralelo a la costa. Si la marea está baja, el caminante puede abandonarlo para caminar por arenales kilométricos que permiten descubrir formaciones rocosas singulares, como la Rocha do Elefante o la Rocha do Mono.

En la caminata el viajero debe ir atento para intentar encontrar un «ollomao» o bítere, la concha plana de un caracol marino que da buena suerte a su poseedor y evitar el mal de ojo.

Después de dejar atrás la playa, la ruta prosigue bordeando la ría del Masma que ejerce de frontera natural entre Barreiros y Foz. La ría es vivienda de miles de aves, fundamentalmente migratorias y está catalogada como Zona de Especial Protección de Aves en algunos puntos, como la laguna de los patos.

El Camino Natural se despide de Barreiros cruzando el Masma por A Espiñeira, antaño un importante barrio industrial ligado a actividades relacionadas con la propia ría.

Camino del Norte

Barreiros es atravesado de este a oeste por el Camino de Santiago del Norte, ruta que ha ido ganando adeptos año tras año. El itinerario Xacobeo entra en el concello por el pequeño valle del río Porto Bragán.

Cruzando el río comienza una empinada cuesta que conduce a Vilamartín Grande, quedando a la mano izquierda la Capilla do Carme, mientras que a la derecha quedan las iglesias de Gondán y San Xusto.

Antes de bajar a Gondán, el peregrino obtendrá una bonita panorámica del valle de Cabarcos desde el alto de Vilamartín Grande. En Gondán, donde hay un albergue para peregrinos, se levanta una pequeña capilla consagrada a la Virgen del Pilar.

El camino desciende hasta San Xusto, cruza el río Puxigo y encuentra un crucero en recuerdo a la capilla do Bo Suceso, destruida en 1984. El peregrino deja Barreiros entre bosques. Muy cerca está el municipio de Lourenzá, donde puede visitar el monasterio de San Salvador.

Abrir chat