Nosotros

A Lume Manso es una pensión rural solo para adultos.

Situado en Barreiros, corazón de A Mariña Lucense, un pueblo costero muy cerca de las mejores playas y de la famosa Playa de Las Catedrales.

Combinando a la perfección el estilo tradicional y moderno. El gusto por la sencillez da a esta un ambiente acogedor, ubicado en un entorno apacible y tranquilo donde los huéspedes podrán disfrutar del sosiego matinal, y así sentirse como en casa.

Adults Only Hotel

Algunas razones para elegirnos:

Mejor precio garantizado en nuestra web

WIFI Gratuito para clientes

Bicicletas gratuitas para clientes

Parking en la misma finca

Alojamiento libre de humos

Adults Only

NO se admiten mascotas

Disfruta de las mejores playas

Barreiros, localidad  famosa por sus hermosas playas, invita al viajero a descubrir hermosos y extensos arenales.  A menos de 2 kilómetros de A Lume Manso, encontramos la Playa de Altar. Otras playas cercanas son las de Coto, Benquerencia, O Castro, Fontela-Balea, Lóngara o Arealonga. Además estamos a menos de 10 minutos de una de las playas más famosas del mundo: La Playa de las Catedrales o Augas Santas, la cual no puedes dejar de visitar.

A menos de 3 minutos de la playa

Servicios

Desayunos caseros

Bicicletas de cortesía

Tienda gourmet

Descubra nuestras habitaciones

Habitaciones con encanto

Siete habitaciones dobles con baño privado, totalmente equipadas y exquisitamente restauradas y decoradas, son el lugar ideal para el descanso en tu escapada a Galicia. Rodeados de plena naturaleza, el silencio y la tranquilidad reinan en nuestra casa para que tu experiencia en A Lume Manso sea de lo más gratificante.

Disponemos de habitaciones standard, superiores y superior con salida al jardín.

Disfruta del encanto rural

Doble
Estándar

Doble
Superior

Doble Superior
con acceso al jardín

La Playa de las Catedrales

Cuando se unen la potencia del mar y la paciencia del tiempo el resultado es una obra de arte. La playa de As Catedrais es un monumento natural con una dimensión sobrenatural. Sólo hay que esperar a la marea baja, descalzarse, echar a andar y uno ya se siente en la gloria. Disfrutar de la vista de los arbotantes de 30 m de altura, descubrir insólitas perspectivas de arcos dentro de otros arcos. O simplemente, dejarse llevar por los pasillos de arena entre muros de pizarra, como en una imponente y caprichosa nave central. Y siempre, los pies en la arena y la cabeza en el cielo. Estamos en la catedral del mar.

ALM esta menos de 10 minutos de la Playa de Las Catedrales

En el corazón de A Mariña: Siente Galicia en A Lume Manso

Abrir chat