Tarta Romana de Queso

Nos gustaría poder hacer el pastel oficial del Arde Lucus, ya que nuestro blog va dirigido sobre esa fiesta, pero su receta es un secreto que solo los establecimientos de la Asociación Provincial de Empresarios de Confitería y Pastelería de Lugo, poseen.

Se trata de un pastel tipo bizcocho, que en su receta de base contiene principalmente frutos secos (almendras, nueces y avellanas) y miel, pues en época romana se edulcoraba con este oro líquido, al no estar disponible en las despensas de la época el azúcar de caña.

La composición de la tarta es una propuesta de la pastelería Mimos, ganadora del concurso convocado en 2012 con la colaboración del Concello de Lugo. Desde entonces seis pastelerías la elaboran de forma habitual (Confiterías Madarro, Martín, Mimos, Ramón, Santos y Yomar), si bien la receta está a disposición de todos los establecimientos de la capital integrados en la Asociación de Empresarios de Confitería y Pastelería de Lugo.

Desde la Asociación destacan que aunque el pastel es todavía poco conocido, es muy apreciado por tratarse de una propuesta culinaria sana, elaborada con ingredientes naturales y de alta calidad y que puede adquirirse desde tan sólo 10 euros en la presentación del bizcocho de menor tamaño.

Nosotros vamos aportaros una receta de una tarta de queso que vimos un día en una pagina de dulces y que nos gustó por lo sencilla que es, y que ya forma parte de nuestro desayuno algunas veces.

INGREDIENTES

  • 40 gr de harina de avena integral.
  • 200 gr de queso (yo uso de untar, ricota, feta o cottage son otras opciones).
  • 20 gr de miel cruda.
  • 1 Huevo grande
  • Mas miel para pintar por encima

INSTRUCCIONES

Mezclar todos los ingredientes en un bol con ayuda de unas varillas y pasarlo a la fuente.

Hornear durante 15 minutos a 180 grados, sacar, pintar con miel y volver a hornear otros 5 minutos más.

¡Y listo para comer!

Arde Lucus

La fiesta de Arde Lucus se celebra por primera vez en el año 2000, año que se declara Patrimonio de la Humanidad la Muralla Romana de Lugo. Es una fiesta celebrada en la ciudad amurallada, para conmemorar la fundación de la ciudad, que recupera su pasado romano y castrexo, retrocediendo en el tiempo para descubrir como era la antigua Lucus Augusti de los siglos I y II. Se suele celebrar a mediados de junio, este año 2021 serán los días 17, 18, 19 y 20, y es un acontecimiento que está ligado al solsticio de verano, donde se conjugan los aspectos lúdicos y culturales con la mayor rigurosidad histórica posible.

Un fenómeno mágico se apodera de las calles de Lucus Augusti, avivando la transformación, llenándola tímidamente de personajes ancestrales que ya no deberían caminar entre nosotros. He aquí la magia del Arde Lucus, retroceder en el tiempo para gozar de nuestro legado cultural e histórico en primera persona.

Desde el 2002, el número de personas caracterizadas con las vestimentas típicas de la época, ha ido creciendo año tras año, y el número de visitantes, también, llegando en el 2009 a los 460.000 participantes, consolidándose de tal forma que en su décimo aniversario logró el reconocimiento de Festa de Interés Turístico Galega, lo que deja en la ciudad unos ingresos de 10 millones de euros. Ha tenido tanta repercusión a nivel nacional que en el 2017 ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. En los últimos años el Arde Lvcvs alcanzó prestigio nacional e incluso internacional, formando parte Lugo de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas y de la Federación Europea de Manifestaciones Históricas; hecho que hace expandir el potencial de Lugo a través de sus festejos, tanto en Europa como fuera.

El ayuntamiento cuenta con la colaboración de 19 asociaciones de recreación histórica, con las que mantiene reuniones periódicas a lo largo del año, que le ayudan a preparar la celebración del festival y ambientación de las muchas actividades que se organizan a lo largo de los días. Todo el mundo participa activamente de la fiesta, las asociaciones de comercios engalanando sus escaparates, los colegios, los agentes sociales. clubs deportivos, diversos organismos privados que colaboran a través de su patrocinio y la ciudadanía caracterizándose de romanos o castrexos y dándole vida a la renacida Lucus Augusti. Muchas son las sorpresas que os podéis encontrar paseando por las calles y plazas, fuego, música, seres de leyenda, guerreros celtas, legionarios romanos, seres mitológicos…

Existen varios puntos de visita obligada durante el Arde Lucus:

El 1º es el MACELLUM, que ocupa la Plaza Mayor, el mercado, donde no faltan los mercaderes ni los esclavos, es más que un mercado de la época, es un punto de encuentro, un espacio, donde niños y adultos encontraran magia, humor, desfiles, puestos de artesanía y múltiples sorpresas más. Prepárate para pagar en otra moneda, los “Aureos” (equivale a dos euros). Punto de reunión por antonomasia, el mercado es un hervidero constante de actividad. Gentes yendo y viniendo, exóticas mercancías procedentes de todos los rincones del Imperio, magia …, todo lo que puedas imaginar, y aún más, lo encontrarás en el Macellvm del Arde Lvcvs. Y no temáis nada, la Cohors III Lucensium tiene instalado su campamento en esta plaza, salvaguardando la seguridad de los ciudadanos del imperio, así como las Vestais de Lvcvs Avgvsti, que preservan el fuego sagrado.

El siguiente espacio a visitar es el CASTRA, campamento militar, que cuenta con la muralla al fondo, y en él, tanto celtas como romanos, sitúan sus campamentos, perfectamente equipados con sus corazas, escudos y armas, e identificados por sus estandartes, desarrollan su vida diaria. Cuenta, además, con la presencia de las asociaciones de recreación de la ciudad y una programación llena de actividades para todas las edades.

La plaza de Santa Maria, otro de los escenarios a visitar, vibrará con la BACANAL, reirá y llorará con el teatro clásico (Romanus Teheatrum), y danzará desmesuradamente al son de la música.

El Canil de Carril de las Estantigas acoge el MYSTICUM ANGULI, donde los devotos del panteón romano o de los dioses célticos, pueden hacer sus sacrificios y oraciones a través de sacerdotes, sacerdotisas y druidas. También puedes contraer matrimonio en una boda celta oficiada por druidas. Además, cada año podéis renovar los votos, y si lo hacéis durante siete años consecutivos el casamiento es más definitivo. También se celebran bautizos simbólicos de todos los niños que así lo deseen, celebrado por un druida, como corresponde a la época.

Si queréis ver una recreación del asedio de la ciudad romana, no os perdáis la quema de la muralla, que curiosamente, pese a su nombre no se celebra en la muralla, sino en el Parque de Rosalía.

Campo Castelo se convertirá en el reducto celta por excelencia. El esplendor de Lvcvs Avgvsti debe reflejarse también en la categoría de espectáculo que la Roma clásica ofrece a los civitas: EL CIRCO! En su arena lucharán a muerte los más importantes gladiadores del Imperio, rememorando los circos romanos y habrá también carreras de bigas, y su público será el más entregado y ferviente que se haya visto en toda Hispania. Todas las calles y rincones de Lucus Augusti estarán llenos de historia.

Conoce Lucus Augusti, destacada urbe y una de las capitales administrativas de la Gallaecia Romana y recorre su recinto amurallado, donde gozaras de un pasado más vivo que nunca.

¡Caracterízate, ya sea de romano o castrexo, pero ven a disfrutar del ARDE LUCUS!!!

Tostas y Bocaditos de Bonito

La Mariña Lucense está situada al norte de la provincia de Lugo. Uno de sus puertos pesqueros más importantes con costa Cantábrica es el de Burela donde se pesca el Bonito del Norte. Nadie en Galicia, le disputa a Burela el trono de príncipe de los túnidos. De aquí sale uno de los mejores Bonitos del Norte o también llamado, Thunnus alalunga, atún blanco o príncipe azul del mundo. Lo pescan mediante artes selectivas y respetuosas con el medio ambiente, uno a uno, mediante anzuelos apropiados para ejemplares que pesan unos ocho kilos de media. Son frescos y permanecen refrigerados, puesto que al poco tiempo llegan a lonjas como la de Burela o Celeiro. Ambas, en lo que va de siglo, han vendido ocho de cada diez bonitos del norte subastados en las lonjas gallegas.

El bonito viaja desde las Islas Azores, hasta más allá de Francia, cruzando el Atlántico en un movimiento migratorio que demuestra fuerza, destreza y valentía. Y es, a la altura de nuestras costas, cuando los barcos pesqueros acostumbran a ir en su busca y traerlos a tierra.

Estas maravillosas piezas pueden elaborarse de mil y una maneras, podéis consultar alguna de estas recetas en la página de Conservas Faro de Burela, una marca de alta calidad, con un producto especial, diferente y original. Pura cocina casera.

En A Lume Manso, solo elaboramos desayunos, pero no por ello dejamos de utilizarlo y os dejamos unas recetas de tostas riquísimas y supersencillas.

Tosta de bonito y mermelada de pimiento

Ingredientes:

  • Migas de bonito de norte
  • Rebanada de pan
  • Mermelada de pimiento del piquillo
  • Sal a gusto

Elaboración:

Tostamos la rebanada de pan, untamos la tostada con la mermelada, y luego colocamos las migas de bonito con un poco de su aceite que le dará un toque especial. Se puede adornar con una hojita de rúcula o canónigos.

Mini bocaditos de tortilla de atún y aguacate tostados

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 aguacate
  • 2 latas de atún al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mayonesa
  • 1 pizca de sal y pimienta

Elaboración:

Primero se mezcla el huevo batido con el atún escurrido, añadimos sal y pimienta al gusto, y mezclamos todo bien. En una sartén añadimos el aceite y cuando este caliente hacemos la tortilla. Mientras, cortamos el aguacate en rodajas, lo ponemos en el pan, después la tortilla y por último la mayonesa. Luego los ponemos a tostar ¡y a comer!

Alfombras florales de Burela

Burela, es un pueblo costero, de la Mariña Lucense, en la provincia de Lugo y celebra sus fiestas en honra a San Juan Bautista y la Virgen del Carmen, patrona de los marineros. Una curiosidad de esta festividad, es que no se celebra en ninguna de las fechas coincidentes con el santoral, por motivos de trabajo del mar, la costera del bonito, y para que estos hombres puedan acompañar a su virgen, se celebra en el primer fin de semana del mes de junio, (primer domingo de este mes).

En esta fiesta, uno de los actos más fervorosos y populares, es la confección de una alfombra floral, el sábado de ese primer fin de semana durante todo el día, para que después de la celebración litúrgica a las 21:00 horas, la Virgen del Carmen, junto con San Juan Bautista, sale engalanada a hombros de marineros agradecidos y desciende por ese mar de flores, que vecinos confeccionaron para ella, cara al puerto, donde esperará hasta el día siguiente, para ser llevada en procesión por el mar, en barco, lo cual es un orgullo para el patrón del mismo.

Desde hace años, grupos de vecinos adornan las calles para ese momento tan especial de devoción. A su inicio, solo adornaban con espadaña, hinojos, y flores de Nuestra Señora (especie de enredadera), pero con el paso del tiempo, este acto de Fe, se fue perfeccionando y desde 1994 se comenzó a confeccionar una alfombra unificada desde la Iglesia Parroquial hasta la entrada del puerto, unos 3600 m2, llenos de ilusiones, alegrías, superaciones y también trabajo, pero trabajo satisfactorio, de ese que deja buen sabor de boca.

La creación de la alfombra comienza unos cuatro meses antes del día. Se decide la temática para los tramos a elaborar, pero no es hasta el mes de mayo, mes de las flores, cuando el trabajo se multiplica. Mientras unos pasan los dibujos originales a cartón en escala para hacer las plantillas, que ese día se sacan a la calle, otros se encargan de ir preparando y picando el verde y las flores. En el proceso, una marea de voluntarios se implica de una manera u otra; la gente deja los bajos de sus casas para juntarse para el picado, la selección de flores, etc. Personas creativas ayudan a hacer los dibujos, los dependientes de las tiendas van guardando cajas para la posterior selección, trabajadores municipales que recorren kilómetros y kilómetros consiguiendo el verde para después picar, hosteleros que aportan tortillas, pan o empanadas, para hacer más llevadero el trabajo, gente anónima que da limosnas para las flores de la Virgen, gente mayor que ya no puede hacer el trabajo más duro, se acercan con cafeteras para hacer un descanso y echar unas risas y personas que cuidando todo el año su jardín, dejan que sus flores acaben en las cajas para un buen momento.

En las tres primeras semanas de mayo, la labor más importante es el picado del verde, una labor intensa y constante para dejar todo listo para la última semana, la semana de la flor. Primero se trata la margarita, se selecciona la más grande para poner entera y la  más pequeña se deshoja, y luego a mediados de semana se comienza con todo tipo de flores: geranios, hortensias, claveles, pendientes de la reina… para rematar los dos últimos días con las rosas, ya que son las más delicadas.

También se preparan los tintes para dar las distintas tonalidades que se precisen, sobre todo en serrín o sal, ya que las flores no tienen todos los colores. Otro material que se usa es el caolín y las borras de café, que van guardando las cafeterías del pueblo durante un mes y que luego hay que cribar y secar al sol.

En el 2019 se conmemoró el XXVI aniversario y el tapiz estuvo inspirado en el cómic y los vídeos juegos. En 2020 debido a la pandemia del Covid-19, no se pudo celebrar tal y como siempre, por lo que los alfombristas realizaron un tapiz simbólico en la Plaza del Ayuntamiento. Este año 2021, la organización está pendiente del avance de la pandemia y de las autoridades competentes en materia sanitaria, que valorarán la viabilidad del evento.

Esta obra de arte es efímera, es trabajos, necesita de muchas manos y de mucho tiempo para su elaboración, pero con ilusión y esfuerzo todos los años se consigue, cada vez más perfeccionada y minuciosa, convirtiéndose en un acto de devoción, culto y convivencia, convirtiendo a BURELA por unas horas en un MAR DE FLORES.

Tarta de Santiago

Creo que no hay postre más gallego que una riquísima y sencilla tarta de santiago. Y que mejor para celebrar nuestro Día Das Letras Galegas. La tarta de Santiago entró en el registro de Indicación Geográfica Protegida el 3 de marzo de 2006, donde se especifican todas las características de la receta original. La auténtica receta se compone de almendras, azúcar y huevos, no lleva harina, excepto en el caso de la tarta forrada, (una variante con base de hojaldre o masa brisa). La almendra debe de representar el 33% del peso de la tarta, el azúcar otro 33% y los huevos un 25%. Además, la tarta de Santiago se puede aromatizar con algunos ingredientes como ralladura de limón, orujo, vino dulce, canela, etc. Debe tener forma redonda y la silueta de la cruz en la superficie dibujada con azúcar glass. Su textura es esponjosa y granulada, con el sabor típico a almendra y de color dorado al corte. La receta original es apta para celíacos, ya que al no llevar harina, no contiene gluten. Así que vamos con ella.

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 250 grs de almendra molida
  • 250 grs de azúcar
  • Ralladura de la piel de un limón
  • Una cucharadita de canela (opcional).
  • Azúcar glass (para decorar).

Elaboración:

Se pone en un bol el azúcar y las almendras molidas y se mezcla, se añade los huevos uno a uno batiendo enérgicamente, se le añade la ralladura de limón, la canela, y se mezcla todo. Lo echamos en un molde engrasado y enharinado, yo le pongo papel vegetal que es más fácil, y al horno 30 minutos aproximadamente a 180º. Para saber si la tarta está hecha, la pinchamos con un palito de brocheta o una aguja de calcetar, y si sale limpio, la tarta está hecha, pero si sale sucio, hay que dejar que termine de cocerse en el horno unos minutos más. Cuando esté hecha, se saca del horno, se deja enfriar y decoramos con el azúcar glass. Podemos colocar una plantilla de la cruz de Santiago (pincha aquí para descargar una) o cualquier otra que nos guste. Una vez que espolvoreamos con el azúcar, retiramos la plantilla con cuidado, de modo que quede la silueta de la cruz, y lista para comer.

Letras galegas 2021 – Xela Arias

Xela Arias Castaño (Sarria, Lugo 4 de marzo de 1962 – Vigo, Pontevedra 2 de noviembre de 2003) fue una escritora, poeta y traductora española en varios idiomas además de editora y profesora de gallego. La Real Academia Galega acordó dedicarle el Día das Letras Galegas 2021.​

Se dio a conocer en 1986 con ‘Denuncia do equilibrio’, finalista del Premio Losada Diéguez. También fue finalista del Premio Esquío con ‘Lili sen pistolas’, un libro que aún hoy permanece inédito. Posteriormente publicó ‘Tigres coma cabalos’ (1990), ‘Darío a diario’ (1996) e ‘Intempériome’ (2003). Además, participó en libros colectivos como ‘Palabra de muller’ (1992), ‘Rosalía na palabra de once poetas galegas’ (1997) y ‘Daquelas que cantan’ (Fundación Rosalía de Castro, 2000).

Tradujo al gallego numerosas obras y fue premio de traducción Ramón Cabanillas. Colaboró en diversas publicaciones y recitales poéticos.

Por aquí os dejamos una pequeña parte de su obra:

INTEMPÉRIOME

Hasme oír;
agora busco que conxugues
ben o verbo dos posibles,
e que ti esquezas esa radio de cousas previas
amarrada sempre aos pensamentos.

Hasme oír; déixate
que te percibas a ti,
tamén ti atropelada das palabras,
á procura de trazos que nos
describan.

Onde cantan os poetas
a nos lembra-lo que non foi
ou puido ser,
vese a dor da inmobil, invariable
medida do silencio que resta.

Silencio que resta, ou non que nos restan.

O ritmo do silencio historiou sempre
a aparencia de acougo
Estupefaciente.

Flores de mayo

Para esta receta se necesita una herramienta en forma de flor, que se compra en ferretería, típica para realizar estas flores de masa. El éxito de la receta recae sobre todo en que el molde esté bien caliente y que la masa no sobrepase los bordes del mismo, para que la flor una vez introducida en el aceite caliente se suelte sola.

Ingredientes: para 12 unidades.

  • 250 ml. leche
  • 1 huevo grande
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de anís dulce
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 250 grs harina de trigo

Elaboración:

Batimos el huevo con la leche, el anís, sal, y la ralladura de naranja. Poco a poco echamos la harina, removemos hasta que no queden grumos y dejamos reposar la masa tapada 20 minutos. Colocamos el molde de flores en una sartén honda con abundante aceite, para que se calienten al mismo tiempo. Destapamos la masa y le damos unas vueltas antes de introducir el molde hasta la mitad en la masa, sin que cubra los bordes y pasamos inmediatamente a la sartén. Sacudimos un poco el molde y la flor se soltará. Podemos ayudar con un tenedor si al principio cuesta, depende de si está bien caliente y el material.

Dejamos que la flor se dore por ambos lados y pasamos a papel absorbente antes de rebozar en una mezcla de azúcar y canela. Calentamos bien el molde y repetimos la operación hasta terminar la masa.

¡A merendar! ¡Que aproveche!

Festa dos Maios – Mayo, el mes de las flores

Refranero popular:

  • Tiene mayo la llave de todo el año.
  • Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo.
  • En mayo la hoz en la mano, la del heno, no la del centeno.
  • Agua de mayo, pan para todo el año.
  • Primer día de mayo, corre el lobo y el verano.
  • Agua de mayo, vale para todo el año.
  • Las mañanas de mayo, las mejores del año.
  • Cuando marzo mayea, mayo marcea.

En épocas remotas, los gallegos celebraban la llegada de la primavera y el final del crudo invierno, y propiciaban de este modo la obtención de buenas cosechas. En los tiempos actuales, la fiesta de los mayos son la última manifestación folclórica que festeja Galicia al final del invierno. Os maios, en castellano los mayos, es el nombre de una fiesta popular gallega, que forma parte del llamado ciclo de mayo, época de exaltación de la naturaleza al comienzo de la primavera, cuyos orígenes se remontan a las civilizaciones prerromanas.

En la mayoría de las localidades se suele celebrar entre finales de abril y principios de mayo, aunque el ciclo se desarrolla hasta el mismo comienzo del verano en la noche de San Juan. Durante estas festividades se realizan representaciones, bailes y cantigas alrededor de los mayos, unas estructuras tradicionalmente inspiradas en figuras de árboles, pero que en la actualidad, debido a la imaginación popular, adoptan figuras muy variadas como puentes, hórreos, casas, animales, figuras humanas, cruceros, etc., e incluso en alguna localidad costera se hacen también con forma de barco. En algunos lugares, cuando el mayo es transportable, la fiesta termina quemando o ahogando el mayo. La estructura consiste en una armazón o esqueleto de palos o tablas de forma cónica o piramidal (árbol), aunque como ya hemos dicho hoy existen variadas formas, recubierto de tela metálica o arpillera que se cubre con musgo, hinojo o hierba. La cumbre se remata o corona con una cruz. También existe la costumbre de colocar ramas en las puertas de las casas, balcones, carros, fincas, barcas y actualmente en coches como ritual para proteger a la gente que vive en ellas y a sus propiedades.

En la procesión acompañando a los mayos, van grupos de personas, a menudo niños disfrazados y adornados con coronas de flores, sombreros decorados con hojas y ramas y que van cantando cantigas y danzando, mientras caminan alrededor de la escultura, acompañados de la percusión de dos palos. Era habitual pedir a los asistentes un aguinaldo, que por Lugo y Ourense, solía consistir en un puñado de castañas secas, nueces o avellanas, sustituidas en la actualidad por dinero.

Es costumbre hacer competiciones, premiando a las mejores esculturas y cantigas. Había dos tipos de cantigas para cantar alrededor de los mayos. Son raras las composiciones tradicionales, (solo sobreviven en Portomarín y Lourenza), que se aprenden y repiten año tras año. Más habitual son los textos que se escribían cada año, recogiendo hechos actuales y cada vez más, críticas políticas. Estas coplas se imprimen y se venden a los asistentes. El Museo de Pontevedra y la biblioteca Ben-Cho-Shey, en la Diputación de Ourense, conservan amplias colecciones de las que se cantaron a lo largo del siglo XX. En algunas puede comprobarse los efectos de la censura que rallaban o modificaban los textos que la autoridad de turno consideraba inapropiadas.

El ayuntamiento de Lourenzá, a tan solo 14 km. de A Lume Manso, organiza e invita a participar un año más, de la tradicional Festa Dos Maios el próximo 1 de mayo. Una cita tan importante, que ya forma parte de la cultura e identidad de la villa laurentina y es por tanto una labor de todos mantenerla viva en el tiempo para que se vaya trasmitiendo de generación en generación y que no se pierda. Tanto los vecinos, como los comerciantes, colaboran activamente engalanando sus viviendas y negocios, participando en cada una de las actividades programadas, (concurso de postales, procesión por las calles, premios al mejor balcón o local comercial engalanado, actuaciones varias y exposición de los mayos en la Plaza del Conde Santo), y así crear un ambiente festivo y colorido digno de ver en el pueblo.

¡Es una fiesta preciosa, con mucho colorido y alegría, que no os podéis perder!

Torrijas de Semana Santa

Las torrijas de Semana Santa y Cuaresma, ya es una tradición en A Lume Manso. Es un postre muy común y humilde, ya que su base es el pan, o sea, un postre de reciclaje, ya que en Galicia se utiliza el pan duro de días anteriores y las llamamos “Torradas”. Hoy en día dependiendo de la región de España, podemos encontrar diferentes recetas y distintos tipos de pan, algunos especiales para torrijas.

La historia de las torrijas es muy antigua, se remontan hasta 2000 años atrás. Los romanos escribían ya en su tiempo, como preparar una especie de torrijas con galletas de trigo. Y estas estaban bañadas en leche, tostadas en aceite y servidas con miel. En el siglo XV al parecer eran un alimento indicado para la recuperación de las parturientas. Mi abuela Maria, también decía lo mismo, quizás porque era un buen alimento para recuperar las energías al llevar pan, leche, huevos, y azúcar.

Realmente en mi receta, no tengo cantidades, las hago a ojo de toda la vida, pero voy a poneros las cantidades aproximadas. Vamos con la receta!

Ingredientes:

  • 1 barra de pan o bollo del día anterior
  • 1 1/2 leche
  • 5 huevos medianos
  • 1 palo de canela, 1 vaina de vainilla, 1 cáscara de limón
  • 300 grs azúcar
  • Canela molida
  • Aceite para freír, (utilizo el virgen extra, porque realza el sabor de la torrija)

Elaboración:

Calentamos la leche, con la cáscara de limón, la canela, la vainilla y 100 grs de azúcar, hasta que casi hierva. Retiramos del fuego y dejamos reposar hasta que esté tibia (es muy importante la temperatura, si está muy caliente, el pan se rompe). Bañamos las rebanadas de pan que habremos cortado un poco gruesas (2 cm aproximadamente) y las empapamos bien.

Batimos los huevos hasta que espumen un poco y pasamos las rebanadas, escurriéndolas un poco, de la leche al huevo. De ahí a la sartén directamente con el aceite bien caliente. Cuando estén doradas por los dos lados, las escurrimos pasándolas a un plato con papel de cocina que absorberá el exceso de aceite. Rebozamos las torrijas en una mezcla de azúcar y canela (dos cucharaditas de canela por cada 100 grs de azúcar).

Un consejo: yo, el día que las quiero adornar con almíbar de miel y agua o de azúcar y agua, no le pongo a la leche el azúcar. Otra presentación posible es con azúcar glass o de caña.
Y ya están listas para chuparse los dedos!!!

Mi abuela tenía su receta, que era al revés de esta. El pan se moja en huevo, se fríe y luego se echa en la leche infusionada, hirviendo todo 5 minutos y ya están listas para comer, así, con leche y en caliente.

TORRIJAS DE BRIOCHE

Os dejamos una segunda receta que utilizamos en A Lume Manso, que son una auténtica delicia de tiernas y cremosas.

En una cazuela ponemos a calentar 400 ml de leche, nata 200 ml 35% M.G., un palito de canela y unas pieles de limón y naranja. Al comenzar a hervir, retiramos, incorporamos 100 grs de azúcar y esperamos a que esté tibia para colarla. Añadimos los huevos batidos y rociamos poco a poco, las 8 rebanadas que habremos puesto en una bandeja para empaparlas. Damos la vuelta a las rebanadas para que se impregnen bien por ambas caras. Guardamos en el frigorífico dos horas y pasado este tiempo volteamos de nuevo para aprovechar el líquido que haya quedado sobrante en la fuente.

En una sartén, (para sellar utilizamos 40 grs de mantequilla y 25 grs de azúcar), derretimos una nuez de mantequilla con una cucharada de azúcar, cuando se dore ligeramente, incorporamos las torrijas y las doramos por las dos caras unos minutos a fuego suave para que no se nos quemen. Retiramos y servimos. Con un helado de vainilla sería una opción de presentación diferente. ¡Una presentación gourmet!!!

También se pueden freír y rebozarlas con azúcar y canela, igual que las torrijas normales.

Espero que os animéis a cocinarlas y os salgan estupendamente.

DESCÚBRELA – Semana Santa de Viveiro

“Será como una luz que alumbra en la oscuridad y guiará nuestros pasos por el camino de la paz”

(Lucas 1).

La Semana Santa es una celebración católica religiosa de las más antiguas de Galicia, que se viene celebrando en la ciudad de Viveiro (Lugo), anualmente y de modo ininterrumpido dese el siglo XIII.

Fue declarada de interés turístico en el año 2013. En ella participan Cofradías y Hermandades, englobadas dentro de la Junta de Cofradías, para representar y celebrar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Comienza el viernes de Dolores (previo a Domingo de Ramos). Este año 2021 se celebrará del 28 de marzo al 4 de abril.

Al contar con diversas asociaciones de devotos, el paso de las procesiones por sus calles, hace que se viva con gran intensidad y sentimiento. Uno de esos momentos más significativos de la Semana Santa de Viveiro, es el paso del Cristo de la Agonía, que se representa en el Vía Crucis el Miércoles Santo. El Viernes Santo, tiene lugar el Santo Encuentro, en el cual imágenes articuladas, escenifican diferentes escenas de la vida y pasión de Jesucristo. Es el acto más antiguo de esta Semana Santa. Destaca también la procesión de la Soledad, o también llamada la procesión de los Caladiños, que invita a la serenidad y recogimiento a media noche. Y la Pasión en la noche de Viernes Santo.

La implicación popular en esta festividad es muy importante, y llenan las calles de religiosidad. Son pocos los habitantes de la ciudad del Landro que no participan de una forma u otra en las 15 procesiones que desfilan por las calles de su burgo medieval, organizadas por las 8 hermandades que componen la Junta de Cofradías. Esta ciudad supo mantener esta celebración en todo su esplendor y prueba de ello, son los miles de personas que acuden cada año para seguir en directo las numerosas celebraciones religiosas, y poder observar la rica imaginería que se expone en las distintas procesiones y que guardan un gran valor histórico-artístico.

Este año 2021, debido a la pandemia por Covid 19, la Semana Santa como se desarrollaba otros años, es totalmente irrealizable. Ya en el año 2020 no pudo realizarse por el coronavirus y la Junta de Cofradías utilizó las redes sociales, para emitir procesiones de otros años, una iniciativa que tuvo una importante repercusión, cosechando unos números en reproducciones, interacciones y personas alcanzadas, que superaron todas las expectativas que manejaba la Junta de Cofradías. Así que este año, debido a la gran demanda, ya que a mucha gente le era imposible desplazarse a Viveiro o salir de casa, se optó por esta forma, que sería un complemento, para una Pasión que está declarada de Interés Turístico Internacional y que se está preparando para la solicitud de Bien Material. Este año se organizaran diversos actos con todas las medidas de seguridad, charlas, certamen de bandas de música, se editara una pequeña revista y un programa de mano con actos litúrgicos en las diferentes parroquias y se mantendrán los viacrucis, pero no en las calles, sino en el interior de los templos con aforo limitado. Se organizará una exposición de fotografías de Toño Góas y se montará una carpa, si es posible, con las principales imágenes que se exhiben en las procesiones y otras figuras menos conocidas.

¡No es lo mismo contaros en papel lo que se vive en estas procesiones, que vivirlas in situ, por eso os recomiendo no os las perdáis el año que viene… si Dios quiere!

Abrir chat